lunes, 21 de abril de 2014

Nunca es tarde...

Uno de los eventos más difíciles en nuestras vidas es la 

muerte de alguien cercano. Cuando uno de nuestros amigos 

fallece, nos invade una tristeza muy grande ya que sabemos 

que en esta vida no será posible volver a verlo ni compartir 

con él esos instantes tan maravillosos.